Fm Pueblo 104.5 Mhz Libertador - Corrientes

http://fmpueblo.radioteca.net

Reflexión

CRISIS DE VALORES

Fecha de publicación: 29 noviembre, 2011

La crisis que venimos sufriendo se plasma en el sector económico pero, el origen, está en la falta de valores auténticos.

Hemos condenado el sentimiento a un papel secundario en nuestro trato con los hombres y las cosas. Valores sigue habiendo, puesto que algo tiene que orientar las preferencias y elecciones de los hombres pero, son valores fácticos llamados “valores de mercado”; lo cual no distingue entre lo categóricamente bueno o malo, ni entre lo justo o lo injusto. El valor no viene dado por lo que las cosas valen en sí sino por la ganancia que producen.

La comunicación interpersonal languidece y se torna cada vez más irrelevante cuando las persona se convierten en consumidoras de palabras sin un ejercicio activo del lenguaje.

Esto es patente incluso en las pequeñas comunidades, y ni siquiera la institución familiar se ve libre de este fenómeno.

El hombre actual vive una saturación de lenguaje recibido con lo que se incrementa su propia alineación. No es que pierda la capacidad de pensar con un lenguaje propio sino que su pensamiento necesita cabalgar sobre el pensamiento ajeno; mejor dicho, piensa con el pensamiento de otros, que es lo mismo que no pensar. De este modo, la vida social se convierte en el pelotón sin resistencia a las ordenes de quienes ofrecen discurso interesantes.

Pero, en la mayoría de las ocasiones ¿quiénes producen este discurso?

Esos mismos hombres que no defienden los valores naturales que deben ser la base de una sociedad sana. Valores como: el amor, la familia, la fidelidad, el respeto, la confianza, la cultura, la intimidad…

¿Nos van a dirigir aquellos que nos desvían?

Todo lo que necesitamos lo podemos encontrar en Dios, solo hace falta mirar y obsevar con los ojos del corazón y la fe.

Para los no creyentes, todo depende de un grupo de hombres que está al mando de nuestro país… Uff, si tuviéramos que depender de estos hombres, sinceramente, daría la partida por perdida.

Pareciera que nuestros dirigentes no están capacitados para sacarnos de esta crisis, ya que, como se dijo anteriormente, la crisis se refleja en el aspecto económico pero lo que realmente nos está afectando es una crisis de valores.

Lo importante es enriquecerse, a cualquier costa. Y enriquecerse económicamente. Para eso, los que están en lo más alto ni se paran a pensar qué consecuencias tienen sus acciones. El rico quiere ser más rico y si eso empobrece más a los más pobres… Qué mas da, eso no va con él.

De esta manera es imposible avanzar hacia un futuro prometedor y mejor para todos.

Que Dios nos ayude a todos y nos abra el corazón para que seamos capaces de ver qué es lo que verdaderamente nos enriquece a todos.

Última modificación: 29 de noviembre de 2011 a las 07:11
0
0
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.